El folleto de salida a Bolsa de Bankia maquillaba las cuentas de BFA