Bimba Bosé, una optimista hasta el final