Fallo de seguridad en El Prat: no comprueba el equipaje por chatear con el móvil