Kate y Dalton, la triste realidad de la película 'Bajo la misma estrella'