Un agente dice que Porto no quería que la policía fuese a la finca de Teo