Asunta llevaba varios meses tomando lorazepam y se lo suministraban sus padres