La Guardia Civil denuncia un radar móvil colocado en el capó de un coche