Los seguros cubrirán las pólizas morosas hasta que notifiquen la baja al cliente