Ardón, el meteorito guardado en casa de una abuela de León