La cara de una mujer ‘arde’ en el quirófano