Aplican la eutanasia a un hombre que alegó no poder seguir viviendo por su alcoholismo