Aparece en Galicia un calamar gigante de 54 kilos y más de un metro de largo