"La niña le seguía como un perrito"