Australia y Nueva Zelanda ya festejan la llegada del 2014