El joven agredido por el portero de una discoteca ya se comunica con su familia