Ana Julia clama por su inocencia a pesar de que la vieron sacar el cadáver de Gabriel