Tres víctimas de violación, Ana, Julia y Alicia, cuestionadas por su entorno