Una marca de ropa borra los pezones y el vello púbico de las imágenes de sus modelos