Una pelea pudo desatar la tragedia