Alex Morgan, la Beckham del fútbol femenino