Alejandra Soler ha sido la primera mujer en recibir la Alta Distinción de la Generalitat