El 60% de los jóvenes atendidos por Proyecto Hombre tiene problemas con el alcohol