450 toneladas de plástico podrán salvar la vida de Aitana