El accidente del Airbus, nuevo golpe a la joya aeronáutica de un programa militar europeo