Trece heridos siguen hospitalizados en Lille y los graves evolucionan positivamente