Absueltos tras negarse a compartir el premio de la lotería con sus compañeros