Con 7 años sufre una rara enfermedad que hace que el sol sea mortal para él