El año 2015 se convierte en el más cálido en España desde que hay registros, junto a 2011