El dieciocho de enero, el peor día del año