Una niña sobrevive milagrosamente tras caerle una puerta de cristal encima