Bashar al Assad justifica las masacres contra los manifestantes en Siria