Más de 500 profesionales participan en el mayor simulacro de bioterrorismo de España