Llega el frío, pero no la nieve a Sierra Nevada