Una serpiente de cascabel les 'roba' la cámara a unos investigadores