La extraña formación de la selección de Gales causa revuelo en las redes