Cada 40 segundos una persona se quita la vida en el mundo