El secretario general de Pablo Casado no será 'sorayista'