Así de ridículas quedan estas situaciones cotidianas cuando se elimina el móvil