La revolución digital protagoniza la Feria del Libro de Fráncfort