Un nadador amputado en Siria portará la antorcha de los JJOO de Río