La policía de Los Angeles acribilla a un delincuente y su rehén y difunde un vídeo con toda la secuencia y los detalles