Unas 4.000 personas gritan su repulsa a ETA en Mallorca