Una persecución en EEUU acaba con el vehículo fugado estrellado contra una valla