Las pernoctaciones hoteleras descienden a pesar de la bajada de los precios