La pelea por la memoria histórica se recrudece en Madrid