Una pareja recrea escenas famosas de películas con la ayuda de sus dos gatos