El juez da cinco días a los padres que perdieron la tutela de su hijo por su obesidad