Los niños haitianos que iban a ser sacados ilegalmente tienen familia