Una niña de tres años queda atrapada en un pozo de la India durante ocho horas