Un musulmán abraza a familiares y conocidos de las víctimas de los ataques de París